jueves, 25 de septiembre de 2014

Veintidós años danzando / JRP

Fuerza, Vitalidad y Destreza es el eslogan que desde su fundación el 25 de septiembre de 1992 sigue como huella de la compañía holguinera Codanza que en estos momentos celebra su temporada XXII Aniversario, cita que abrió las cortinas el pasado día 10 con la presentación de reconocidos colectivos del país.
Danza Espiral, de Matanzas y Danza del Alma de Santa Clara junto al Ballet de Cámara de Holguín y Codanza como anfitriona, abrieron con varias funciones concierto, una verdadera fiesta de la danza que continuó a partir del día 15 con la primera edición del Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakhov.
La mismísima presencia del célebre bailarín ucraniano ya fue un excepcional regalo para este cumpleaños de Codanza, e indiscutiblemente la presencia en Holguín de casi una veintena de compañías a propósito del certamen, fue más que una oportunidad de lujo tanto para bailarines como para el público.
Danza Contemporánea de Cuba, Danza Fragmentada, de Guantánamo, Retazos y Ebony, de La Habana, el Ballet de la Televisión Cubana y el Ballet de Camagüey, Tiempo, de Bayamo y Ad Livintum, de Santiago de Cuba, subieron al escenario de la Sala Raúl Camayd del Teatro Eddy Suñol.
Se sumaron además a la fiesta danzaria probando y enalteciendo la calidad de la escuela cubana de esta especialidad, estudiantes del Instituto Superior de Arte, de la Escuela Nacional de Ballet y de Escuela Profesional Vicentina de la Torre, de Camagüey, todos al concursar bailaron para Codanza y los holguineros.
Cómo fue aquel momento fundacional de Codanza lo rememora la primera bailarina, maestra y coreógrafa Vianki González. “Creo que hay que empezar recordando que Codanza nació a partir de un proyecto de la maestra Maricel Godoy, todos los fundadores éramos profesores de la Vocacional de Arte Raúl Gómez García”.
El proyecto primeramente formó parte de la Asociación Hermanos Saíz y luego pasó a ser del Consejo Provincial de las Artes Escénicas. “Al principio todo fue muy difícil pues no teníamos ni siquiera una sede, recuerdo que lo mismo ensayábamos en el Gabinete Caligari, en el Museo La Periquera, en la Casa del Ballet, en un local en la barriada de Matamoros al oeste de la ciudad, pero así y todo éramos felices porque estábamos haciendo lo que nos gustaba”.
Entre los fundadores de Codanza figuran su madre y directora la bailarina, profesora y coreógrafa Maricel Godoy, los bailarines Wilber Pérez, Rosario Arencibia, Gilberto Pérez, la propia Vianki González y el productor José Miguel Ricardo, quien le puso el nombre a la compañía.
En aquellos primeros tiempos de trabajo tanto los bailarines, el público y en particular su directora, recuerdan con especial cariño los primeros montajes de Codanza, la mayoría de Godoy, entre estos, Ritual, Modos y maneras, Canon y Silla, y Reflejo, luego vinieron otras coreografías emblemáticas en el repertorio de la compañía.
Año Cero, Pasajera la lluvia, Muerte prevista en el guión, El banco que murió de amor, Imagen en el lente, Todo de mí, La memoria del pez, Interiores, Memoria Fragmentada y Superficie Insular, estos tres últimos títulos correspondieron al bailarín y coreógrafo mexicano Aldo Siles.
Muchas de esas coreografías emblemáticas fueron interpretadas por los fundadores con una nueva generación que llegó y siguió elevando el nivel de la compañía, haciéndola trascender en el panorama cubano de la danza contemporánea. Generación que entre otros integraron los bailarines Dianko Carralero, Nelson Reyes, Manuel Estévez, Karel Marrero y la villaclareña Mayelín Velázquez.
Múltiples son los premios que avalan la brillante labor de este colectivo entre estos, los más importantes que otorga el movimiento danzario cubano en encuentros como el Habana Vieja Ciudad en Movimiento, Danzandos de Matanzas y Solamente Solos, fundado en Holguín entre otros, además de los lauros alcanzados en certámenes internacionales.
Mucho habría qué hablar del trabajo de Codanza en estos primeros 22 años de arduo quehacer a favor de la danza, baste con referir que para orgullo de los holguineros se ubica entre los tres mejores colectivos de su tipo en el país; que con ese sello tan propio reconocido por afamados maestros de la danza, ha llevado la danza cubana al mundo.
Luego de sus más recientes estrenos, Happy Ending y Nada del bailarín y coreógrafo holguinero Norge Cedeño, perteneciente a Danza Contemporánea de Cuba, Codanza inició la organización del I Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakhov en el que tres de sus bailarines se alzaron con premios.
Ahora para seguir el ritmo de esta fiesta de la danza que llega con el noveno mes del año, comparten con Danza Contemporánea de Cuba mientras organizan el viaje que próximamente realizarán a Viena, Austria donde integrantes de la compañía impartirán talleres de bailes cubanos populares y de danza contemporánea y que concluirá con el montaje de un espectáculo folclórico, según destacó a la prensa la primera bailarina, maestra y coreógrafa Vianki González.
Para el 2015 ya se avizoran proyectos de notable relevancia como el montaje que hará con la compañía el bailarín y coreógrafo guantanamero Joél Rodríguez, de Danza Fragmentada, como resultado del premio que le otorgara Codanza a éste en el Grand Prix Vladimir Malakhov, lauro que incluye montar una obra con la compañía para estrenarla en la segunda edición del evento.
Entre los trabajos futuros también destacan las coreografías que asumirán varios integrantes de Codanza, participar en concursos con obras que ya están montadas y conformar un espectáculo que viajará a Alemania entre otras propuestas que irán llegando en el camino, además de su habitual participación en el sistema de festivales y eventos de la provincia.
Veintidós años después de su fundación Codanza, de la mano de su madre Maricel Godoy quien sueña con convertir a Holguín en la capital cubana de la danza, sigue haciendo realidad el eslogan con que nació, Fuerza, Vitalidad y Destreza, así lo patentiza su hoy joven colectivo de bailarines en cada puesta que sale al escenario./Foto: Cortesía de Juan Pablo Carreras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario